El alcalde de Otura, Nazario Montes, ha anunciado hoy que no tomará posesión del acta como diputado provincial para poder dedicarse en exclusiva a sus cometidos en el municipio.

Según ha explicado el también secretario general del PSOE de Otura en una reunión con su Ejecutiva Local y su Agrupación, esta decisión “meditada” responde a “la situación de especial dificultad en la que se encuentra el Consistorio otureño como consecuencia de la desastrosa gestión que ha llevado a cabo el PP durante sus ocho años de gobierno”.

“En estos momentos, mi principal obligación pasa por restablecer la situación económica de un ayuntamiento al que el Partido Popular ha conducido a la quiebra institucional y económica”, ha dicho.

Montes ha subrayado su esfuerzo continuo para normalizar la institución y su deseo de mejorar la vida de sus vecinos y vecinas que “son mi principal prioridad en estos momentos y con quienes me comprometí nada más llegar a la alcaldía”. Además ha recordado también el “duro contexto” en el que se encuentra el Ayuntamiento y en el cual, el equipo de gobierno tiene que desarrollar su trabajo día a día.

Cuando accedí a la Alcaldía, me encontré con una deuda a la Seguridad Social de casi tres millones de euros; una deuda con la Agencia Tributaria de más de medio millón; más de 200 pleitos en fase de ejecución y los ingresos del Estado retenidos al cien por cien”, ha enumerado Montes.

“Voy a seguir dando lo mejor de mí para situar a Otura como un municipio referente a nivel provincial y ser fiel al compromiso que adquirí de devolverle a la ciudadanía la confianza en sus representantes políticos y en su Ayuntamiento”, ha puntualizado.